1. Fume fuera de su casa. Uno de los desencadenantes más comunes del asma en casa es la presencia de humo de tabaco en el ambiente.
    2. ¡Adiós ácaros! Para controlar los ácaros, cubra colchones y almohadas con cubiertas a prueba de polvo; lave las sábanas y las frazadas con agua caliente una vez a la semana.
    3. Juegue a lo seguro. El ozono y la contaminación pueden ocasionar ataques de asma. Esté al tanto del Índice de Calidad del Aire y cuando alcance niveles nocivos, limite las actividades al aire libre.
    4. Poco a poco se llega lejos. Reduzca la acumulación diaria de polvo sacudiéndolo con regularidad con un trapo húmedo y aspirando la alfombra y los muebles tapizados.
    5. Proteja su casa. Los animales domésticos pueden provocar ataques de asma con las escamas que suelta su piel, la orina y la saliva. Si es posible, mantenga los animales domésticos fuera de la casa.
    6. Eche a los invitados indeseables. Las cucarachas pueden provocar asma. Evite dejar en la cocina comida o basura afuera. Limpie los residuos de comida o derrames de líquidos, y guarde los alimentos en contenedores a prueba de aire.
    7. Piense antes de fumigar. En lugar de rociar pesticidas, controle las plagas con cebo o trampas. Si es necesario fumigar, siempre haga circular aire fresco por la habitación que haya rociado y haga salir de ella, por varias horas, a las personas que sufren de asma .
    8. Acabe con el moho. La clave para eliminar el moho es controlar la humedad. Lave y seque las superficies duras para prevenir y eliminar el moho, y cambie las losetas de techo y alfombras enmohecidas.
    9. Ventile. Reduciendo la humedad se controlan los provocadores de asma como el moho, las cucarachas y los ácaros del polvo. Use extractores de aire o abra las ventanas cuando cocine o tome una ducha.
    10. Planee antes del ataque. Trabaje con su médico y formulen un plan para controlar el asma de su hijo dentro y fuera de casa . Comparte este plan con las personas que pasan tiempo con su hijo, como los maestros, las personas que cuidan niños y entrenadores deportivos.