Alergia alimenticia

¡ Si tiene alergia a algún alimento, evítelo! Recomendación que parece sencilla, pero las proteínas de algunos alimentos pueden estar presentes como ingredientes en alimentos en los que no se espera encontrarlas.

Por ello, si tiene alergias a los alimentos, conviene leer las etiquetas para evitar exponerse al producto causante de la alergia. El problema es que una proteína alimenticia puede tener más de un nombre; por ejemplo, la proteína de la leche se puede llamar lactoalbúmina o lactulosa, entre otros.




A continuación se mencionan distintos nombres de algunos ingredientes de algunos alimentos causantes de alergia:

Proteínas de la leche:

  • Caseína, caseinatos, caseína de cuajo
  • Lactoalbúmina, fosfato de lactoalbúmina, lactoglobulina, lactulosa

Proteínas del huevo

  • Albúmina
  • Merengue o polvo de merengue
  • Alimentos que pueden incluir proteínas del huevo: Sabores artificiales; lecitina; macarrones; mazapán; bombones de merengue blando; turrón y pasta.

Cacahuates:

  • Frutos secos artificiales, cacahuates salados, maníes, frutos secos mezclados, cacahuates fritos, frutos secos en trocitos
  • Aceite de cacahuate
  • Mantequilla de cacahuate, harina de cacahuate.
  • Alimentos con proteína de cacahuate incluida: Cocina africana, china, indonesa, mexicana, tailandesa y vietnamita; alimentos horneados; golosinas y chocolates; salsa de enchilada; condimentos; mazapán; turrón y semillas de girasol.

Si tiene alergias a los alimentos, no tenga miedo de preguntar acerca de los ingredientes en los restaurantes, a sus amigos o a cualquier persona que le sirva alimentos.

¿Cómo tratar la alergia alimenticia?

  • Evite el alimento. La mejor manera de tratar la alergia a un alimento es evitar los alimentos específicos que la provocan.
  • Pregunte por los ingredientes. Para evitar comer un alérgeno “oculto” con las comidas fuera del hogar, consulte los ingredientes al comer en restaurantes u otras casas y dé a conocer la seriedad de su alergia.
  • Lea las etiquetas de los alimentos. Es importante leer cuidadosamente las etiquetas para asegurar que el producto alimenticio no contiene ningún alérgeno.
  • Prepárese para emergencias. Las reacciones anafilácticas causadas por las alergias a los alimentos pueden ser una amenaza mortal. Las personas que han sufrido anafilaxis deben evitar estrictamente el alimento que desencadenó la reacción, así como llevar y saber usar la epinefrina inyectable y antihistamínicos para tratar reacciones debidas a la ingestión accidental. Los familiares, amigos, maestros y compañeros de trabajo también deben conocer dichas indicaciones.

El alergólogo es el profesional mejor calificado para diagnosticar alergias a los alimentos. Si sospecha que padece alergia a algún producto alimenticio consulte al especialista.