Establecer un plan de alimentación saludable contra la presión arterial alta, contribuye a prevenirla y reducirla, éste debe incluir frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa, cantidades moderadas de grasa total y bajo contenido de grasas saturadas y colesterol. Si además reduce el consumo de sal y sodio, obtendrá aun mejores resultados.

Consejos para una alimentación saludable contra la hipertensión

El Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre, perteneciente a los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos establecieron un plan de alimentación saludable que contempla 10 acciones para reducir la hipertensión arterial.

  1. Empleé muchos condimentos en lugar de sal. Cuando cocine o en la mesa, sazone las comidas con hierbas, especias, limón, vinagre o mezclas de condimentos que no contengan sal.
  2. Utilice pollo, pescado y carne magra frescas en lugar de utilizar carnes enlatadas, ahumadas o procesadas.
  3. Sírvase porciones moderadas, y cuando tome un refrigerio, prefiera fruta, verduras o palomitas de maíz sin sal y sin mantequilla.
  4. Elija comidas “de preparación rápida” que tengan bajo contenido de sodio. Trate de no comer muchas comidas congeladas, ni platos combinados, como pizza, mezclas en paquete, sopas enlatadas y aderezos para ensalada, ya que contienen mucho sodio.
  5. Comience el día con un desayuno de cereales con bajo contenido de sal.
  6. Cocine arroz, pastas y cereales calientes sin sal. Trate de no comer arroz, pastas o mezclas de cereales que sean instantáneos o condimentados, ya que usualmente contienen sal.
  7. Compre verduras frescas, congeladas o enlatadas “sin agregado de sal”.
  8. Beba agua en lugar de beber refrescos con alto contenido de azúcar.
  9. Cuando vaya a comer afuera, retire el salero de la mesa. Disminuya la cantidad de condimentos, como catsup, encurtidos y salsas, que tienen ingredientes con alto contenido de sal.
  10. Trate de no ingerir comidas rápidas o procesadas con grandes porciones de sal y sodio