¿Cómo se desarrolla el acné

La piel o el folículo pilosebáceo incluye el cabello, su raíz y una glándula sebácea que produce sebo, una sustancia que lubrica el folículo.

La apertura del folículo puede cerrarse o bloquearse en el cuero cabelludo y formar un pequeño quiste o comedón. El sebo se almacena en este quiste y puede llegar a infectarse por causa de las bacterias de la piel y provocar la aparición de un grano.




¿Por qué tengo acné?

Aunque la causa exacta se desconoce, se han identificado varios factores relacionados.

Las hormonas sexuales estimulan excesivamente las glándulas sebáceas. Por eso el acné es tan común durante la pubertad.

  • La piel gruesa a menudo es más propensa al acné porque sus poros se bloquean con mayor facilidad.
  • El estrés, el consumo de tabaco, los cosméticos, algunos tratamientos farmacológicos, los trastornos del ciclo menstrual, así como ciertos factores genéticos están asociados.
  • Los factores dietéticos no parecen tener ninguna relación con el desarrollo del acné.

¿Cómo se puede tratar mi acné?

El tratamiento varía, dependiendo de la gravedad de la afección. El tratamiento puede ser:

  • Tópico. La medicación se aplica sobre la piel previamente limpia, una o dos veces al día. Contiene una sustancia que debrida o exfolia la piel y expone los folículos. A menudo también contiene un antibiótico que mata las bacterias que infectan los folículos.
  • Tratamiento sistémico: Este tratamiento incluye el uso de comprimidos para matar las bacterias de la piel o para debridarla mediante una acción de peeling.

¿Cómo debo limpiarme la piel?

Una higiene meticulosa es esencial para el tratamiento.

Lávese la cara dos veces al día con un producto dermatológico que no contenga jabón. Evite el uso de jabones, antisépticos ácidos y geles espumosos, que pueden irritar la piel. Tras la limpieza, séquese la piel a toquecitos, sin frotarla. Aplique una crema hidratante no comedogénica.

Evite el uso de productos “gelatinosos” que pueden irritar la piel.

Es posible usar maquillaje, siempre y cuando se elimine cuidadosamente por la noche.

¿Debo extraer las espinillas?

Es preferible no tocar los granos ni las espinillas. Puede hacerse una limpieza de la piel en el consultorio del dermatólogo.

¿Debo exponerme al sol?

La luz solar tiende a disminuir las lesiones, pero de forma temporal y a menudo sigue un fuerte brote de acné, ya que engrosa la piel. Por tanto, debe reducirse la exposición al sol.

Es importante tratar el acné, ya que algunos granos pueden dejar cicatrices que son muy difíciles de eliminar, incluso por el dermatólogo. Siempre es preferible prevenir.