¿Qué es un inhalador de polvo?

Es un sistema compuesto por un cartucho que contiene un medicamento (en polvo), una carcasa de plástico provista de una boquilla y un capuchón. Tiene un sistema de disparo o activación de la dosis necesaria y, en ocasiones, un contador de dosis. Se deberá utilizar únicamente por las vías respiratorias.
¡Atención! Existen varios tipos de inhaladores de polvo. Lea atentamente el prospecto antes de su uso.




¿Cómo debo utilizar el inhalador de polvo?

  1. Quite el capuchón para liberar la boquilla.
  2. Monte el aparato para activar la dosis.
  3. Vacíe los pulmones espirando profundamente.
  4. Colóquese la boquilla en la boca.
  5. Selle bien los labios alrededor de la boquilla sin morderla.
  6. Inspire profundamente para liberar la dosis.
  7. Retire la boquilla de la boca.
  8. Contenga la respiración durante 10 segundos.
  9. Enjuáguese la boca.
  10. Ponga la boquilla bajo el agua antes de colocarla en la caja.

¿Cómo puedo saber si he tomado bien el producto?

Realice una prueba delante de un cristal. Si se escapa una gran cantidad de producto por la nariz o la boca, inténtelo de nuevo tomándose su tiempo para coordinar sus movimientos.
Si experimenta dificultades, indíqueselo a su médico. Le podrá dar información o proponer que use otro sistema de inhalación.

¿Qué precauciones se deben tomar?

Guarde el prospecto y una copia de la receta.
Conserve el producto alejado de fuentes de calor y humedad y lejos del alcance de los niños.

¿Pueden producer efectos  no deseados?

Al igual que con cualquier otro medicamento, se pueden producir efectos no deseados. En los medicamentos inhalados, la gran mayoría de estos efectos no son graves, pero a la menor duda, solicite consejo a su médico.

La posología se indica individualmente para cada persona. Su médico le ajustará la dosis  según la gravedad de su asma. Siga las instrucciones de la receta y lea atentamente el prospecto antes de tomar el medicamento.