¿Qué es una cámara de inhalación?

Una cámara de inhalación es un depósito de plástico (en algún caso, de metal), que se interpone entre la boca y un spray aerosol dosificador. Al presionar sobre el aerosol dosificador, se libera el medicamento en la cámara de inhalación. El medicamento se puede inhalar a partir de ese momento respirando con calma por la boquilla de la cámara de inhalación.

¿Para quién está indicada la cámara de inhalación?

Toda persona asmática puede utilizar la cámara de inhalación para facilitar la administración de medicamentos.
Resulta especialmente útil en caso de tener dificultades  respiratorias importantes, ya que el medicamento se puede tomar sin realizar un gran esfuerzo, incluidos niños o personas de edad avanzada.




¿Qué ventajas tiene este dispositivo?

Permite paliar las dificultades de coordinación entre la activación del aerosol dosificador con la mano y la inspiración por la boca. También permite tomar el tratamiento sin esfuerzo en caso de sufrir dificultades respiratorias.

¿Qué inconvenientes tiene este dispositivo?

El único inconveniente es el tamaño de los aparatos, que son más difíciles de transportar que los inhaladores. Sin embargo, el volumen de las cámaras de inhalación puede variar. Las cámaras de inhalación más recientes son poco voluminosas, algunas incluso son flexibles y se pueden plegar.

¿Cómo se utiliza?

  1. Quite el capuchón del inhalador o del aerosol.
  2. Agite el frasco del aerosol.
  3. Acople la boquilla del aerosol a la parte trasera de la cámara.
  4. Colóquese la boquilla de la cámara de inhalación en la boca.
    Selle bien los labios alrededor de la boquilla sin morderla.
    Para los bebés: coloque la máscara facial en la nariz y boca del niño.
  5. Apriete el aerosol para disparar una dosis en la cámara de inhalación.
  6. Inspire lenta y profundamente.
    El niño o bebé debe  respirar  10 veces.
    Si se prescriben varias dosis, las bocanadas se realizarán por separado después de haber agitado el aerosol dosificador entre cada toma.

¿Qué precauciones se deben tomar?

Para la cámara de inhalación de plástico:

  • Lávela una vez a la semana con un producto detergente (tipo jabón para lavavajillas).
  • Enjuague abundantemente.
  • No la seque con un trapo, deje que se seque sola.

¿La Seguridad Social pagará mi cámara de inhalación?

Si Usted está jubilado no tendrá que pagar nada, y si es trabajador, se le  reembolsará el 60% del precio base de algunas cámaras de inhalación prescritas por un médico según el producto administrado. Pregunte a su médico o infórmese con su farmacéutico.

Las cámaras de inhalación mejoran la eficacia de la inhalación, tanto en adultos como en niños. ¡Atención! Existen varios tipos de cámaras de inhalación. Solicite consejo a su médico. Antes de usarla, lea el prospecto y las recomendaciones del fabricante.