Para cuidar su hiperglucemia

La hiperglucemia, es decir la elevación de los niveles de glucosa en la sangre es uno de los problemas con los que los pacientes con diabetes tienen que lidiar de vez en cuando.

El alto nivel de glucemia aparece cuando el organismo no cuenta con la suficiente cantidad de insulina, cuando la cantidad de insulina es muy escasa o cuando el organismo no la puede utilizar adecuadamente.




Asimismo existen situaciones que favorecen la elevación de glucosa como el no aplicarse la cantidad suficiente de insulina, comer demasiado, realizar menos actividad física de la acostumbrada o el estrés derivado de una dolencia, una gripe, conflictos personales, por mencionar algunos.

La hiperglucemia constituye una de las principales causas de muchas complicaciones que sufren las personas con diabetes, por ello es importante tratarla adecuadamente.

Síntomas de glucosa alta

Las señales y los síntomas de la hiperglucemia incluyen un alto nivel de azúcar en la sangre y en la orina, así como aumento de la sed y necesidad frecuente de orinar.

La medición frecuente de los niveles de glucosa en la sangre es una de las medidas preventivas más efectivas que puede tomar para mantener la diabetes bajo la supervisión y asesoría de su médico.

Es importante controlar la hiperglucemia sin perder tiempo, de lo contrario puede sufrir una complicación denominada cetoacidosis (coma diabético), la cual se desarrolla cuando el organismo no cuenta con la suficiente cantidad de insulina y puede provocar la muerte si no es tratada de manera urgente.

Para reducir los altos niveles de glucosa en sangre, es importante la realización o revisión de su actividad física y régimen alimenticio. No obstante, si estos cambios no dan resultado, quizá su médico modifique la dosis de medicamentos o de insulina que le administran o, probablemente, el horario en que se inyecta la insulina.

La mejor opción es llevar un buen control de la diabetes. La clave está en aprender a detectar y tratar la hiperglucemia a tiempo… antes de que empeore.