Qué es la laringitis?

La laringitis es una inflamación de la caja de la voz (laringe).

La causa más común es una infección vírica de las vías respiratorias superiores, como el resfriado común. La laringitis también puede acompañar enfermedades como bronquitis, pulmonía, gripe, tos ferina, sarampión, difteria o cualquier inflamación o infección de las vías respiratorias superiores. El uso excesivo de la voz, las reacciones alérgicas y la inhalación de irritantes como el tabaco, pueden causar laringitis de corta duración (aguda) o persistente (crónica).




Por lo general, el síntoma más evidente es un cambio poco natural en la voz, como la ronquera, o incluso la pérdida de la voz. Se siente un cosquilleo en la garganta o bien dolor y una necesidad constante de aclarar la garganta. Los síntomas varían según la gravedad de la inflamación. Las infecciones graves producen fiebre, una sensación general de malestar, dificultad para tragar y dolor de garganta. La hinchazón (edema) de la laringe puede dificultar la respiración. Valiéndose de un pequeño espejo similar al de los dentistas, el médico distingue un enrojecimiento que oscila entre leve e intenso en la membrana que recubre la laringe, que también puede estar inflamada.

El tratamiento de la laringitis vírica depende de los síntomas. El hecho de hacer descansar la voz evitando hablar, o haciéndolo en voz baja, junto a la inhalación de vapor, alivia los síntomas y contribuye a que se curen las zonas inflamadas. El tratamiento de la bronquitis, si está presente, puede mejorar la laringitis. Cuando la infección está producida por bacterias es muy útil administrar un antibiótico por vía oral.