Descripción de la ciática

La ciática se manifiesta a través de un dolor frecuente, en ocasiones incapacitante. En la mayoría de los casos, se asocia a la irritación de un nervio (raíz nerviosa).

La ciática se caracteriza por un dolor intenso que aparece en un solo lado del cuerpo y que suele originarse en la parte superior de la nalga y se iiradia hacia el muslo, la pierna y, por último, el pie.




El dolor sigue el trayecto de un nervio denominado “nervio ciático”. El nervio ciático, cuya raíz se encuentra en la columna vertebral, confiere sensibilidad a la piel y permite controlar los músculos de una gran parte de la pierna.

El dolor es la consecuencia de una inflamación del nervio, en la mayoría de las ocasiones, comprimido por una hernia de disco. Esto es lo que se llama “conflicto disco-radicular”.

El dolor puede ir acompañado de aturdimiento, hormigueos y pérdida de sensibilidad en la piel (parestesia).

¿Qué desencadena la ciática?

Casi siempre se debe a una degradación del disco. Es el resultado de varios factores asociados: actividad profesional, práctica deportiva, traumatismos y factores genéticos.

¿Qué se debe hacer cuando se produce una crisis?

La ciática desaparece la mayoría de las veces por sí sola en el plazo de varias semanas. Actualmente, cuando una persona sufre ciática, ya no se recomienda que mantenga un reposo estricto. Es importante aliviar rápidamente al paciente (con analgésicos, antiinflamatorios o infiltraciones).