Factores desencadenantes del asma

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que se caracteriza por la inflamación de las vías respiratorias, broncoespasmo intermitente, causado por la inflamación de los músculos que rodean las vías respiratorias. Dicha inflamación, reduce el tamaño de las vías respiratorias y por consiguiente dificulta la entrada y salida del aire en los pulmones, provocando síntomas como tos, opresión en el pecho, falta de aire y respiración sibilante.

Varios factores pueden desencadenar los síntomas del asma, entre ellos destacan:

  • Alérgenos: Son elementos que pueden desencadenar una reacción alérgica como polen, moho, caspa de animales, ácaros del polvo, excrementos de cucarachas, alimentos, entre otros. Si su asma es originado por alérgenos, es importante evitar el contacto con ellos.
  • Irritantes: Las vías respiratorias inflamadas de las personas asmáticas son hipersensibles a los irritantes ambientales, tales como:




•  Contaminantes: Humo de tabaco, humo de madera, sustancias químicas en el aire y ozono.

•  Contacto con elementos ocupacionales : Vapores, polvo, gases y emanaciones.

•  Atomizadores u olores fuertes: Perfumes, limpiadores domésticos, vapores en la cocina, pinturas o barnices.

•  Partículas en el aire: Polvo de carbón, polvo de tiza o talco.

•  Cambios en el estado del tiempo: En temperatura y humedad, así como cambios en la presión barométrica o vientos fuertes.

  • Infecciones virales o sinusitis: Las infecciones virales como los catarros o la neumonía viral pueden causar o agravar el asma, especialmente en los niños pequeños. Estas infecciones pueden irritar las vías respiratorias (la nariz, la garganta, los pulmones y los senosparanasales), provocando ataques de asma.
  • Ejercicios: El ejercicio físico agotador también puede causar ataques de asma. Respirar por la boca, hacer ejercicios con el aire frío y seco, o actividades prolongadas como las carreras de media y larga distancia, pueden incrementar las probabilidades de sufrir asma inducida por el ejercicio.
  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico: Esta enfermedad es una condición en la que los ácidos del estómago fluyen hacia el esófago y puede afectar a los pacientes con asma. Los síntomas pueden ser acidez severa o repetida, eructos, asma nocturna, incremento de los síntomas del asma después de las comidas o al hacer ejercicios, tos y ronquera frecuentes.
  • Medicamentos: Algunos pacientes con asma pueden experimentar una crisis asmática debido a la administración de ciertos medicamentos, como antiinflamatorios no esteroideos. Antes de tomar cualquier medicamento sin receta, las personas con asma deben consultar a su médico.
  • Alimentos : En algunas personas, comer ciertos alimentos o ingerir ciertos ingredientes puede desencadenar síntomas de asma, tales como leche, huevos, nueces, soya, trigo, pescado y mariscos. Si cualquiera de estos alimentos causa ataques de asma, el mejor remedio es evitarlos.
  • Ansiedad Emocional: Los factores emocionales solos no pueden provocar asma, sin embargo, la ansiedad y el estrés nervioso pueden causar fatiga, que a su vez puede incrementar los síntomas de asma y agravar un ataque.

Cada persona tiene sus propios factores desencadenantes. Si usted padece de asma, puede minimizar sus síntomas evitando los factores que los desencadenan, y trabajar con su médico para desarrollar un plan eficaz de tratamiento y control.