Mitos del colesterol

1.  Usar margarina en lugar de mantequilla ayuda a disminuir mi nivel de colesterol.
Desde una perspectiva dietética, el factor que más altera el colesterol en la sangre es qué tan saturada está la grasa de la comida. En ese sentido, tanto la margarina como la mantequilla son altas en grasas, por lo que se aconseja consumirlas con moderación, o emplear aquellas bajas en grasas saturadas.




  2.  Las personas delgadas no deben preocuparse por el colesterol alto. 
Las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de tener colesterol alto porque comen muchos alimentos grasos, pero las personas delgadas también tienen que revisar su colesterol con regularidad, ya que por lo general están menos conscientes de qué tantas grasas saturadas consumen en los alimentos. Revise su colesterol regularmente, sin importar cuánto pesa, sus hábitos de ejercicio y su dieta.

3.  Si tomo medicina para el colesterol alto, no debo preocuparme por lo que como.
La terapia con fármacos se prescribe por lo regular a las personas que a pesar de cambios adecuados en la dieta, aumento de la actividad física y pérdida de peso, siguen teniendo altos niveles de colesterol. El reducir la cantidad de grasas saturadas y colesterol que consume en la dieta y hacer ejercicio durante 30 a 60 minutos casi todos los días de la semana es lo más recomendable, incluso si toma su medicamento para disminuir los niveles de colesterol.

4.  Si la información nutricional de los alimentos que consumo señala que no contiene colesterol, puedo estar seguro que son “saludables para mi corazón”.
La información nutricional de los alimentos es muy útil al momento de elegir alimentos saludables para el corazón, sin embargo muchos alimentos “bajos en colesterol” contienen altos niveles de grasas saturadas o ácidos grasos trans, que contribuyen a presentar altos niveles de colesterol en la sangre. Busque la cantidad de grasas saturadas, grasas totales, colesterol y calorías totales en una porción del producto. El primer ingrediente enlistado es el más utilizado en el producto, así que elija los productos en los que las grasas y los aceites aparezcan al último en la lista de ingredientes.

5. Consumir huevo no es tan malo para el colesterol elevado. 
Un huevo contiene alrededor de 213 miligramos del colesterol necesario para su dieta. Eso es bastante, tomando en cuenta que el límite de colesterol diario recomendado es de 300 miligramos. Por lo tanto, un huevo al día puede cumplir con las pautas de un corazón saludable sólo si se limitan otras fuentes de colesterol, como carne roja, aves y lácteos.

6.  El colesterol alto es un problema de hombres, así que las mujeres no deben preocuparse. 
Por lo general, las mujeres antes de presentar la menopausia están protegidas contra los altos niveles de colesterol LDL (malo) debido a que la hormona femenina, estrógeno, tiende a elevar los niveles de colesterol HDL (bueno). Sin embargo, al llegar la menopausia puede que una dieta saludable para el corazón y el ejercicio constante no sean suficientes para evitar que el colesterol aumente. Si está próxima a la menopausia, es muy importante que se revise el colesterol y que hable con su médico acerca de sus opciones de tratamiento.