Glaucoma y embarazo

Si está considerando tener un embarazo pero está preocupada debido al glaucoma que padece, y como éste podría afectar el proceso de gestación o si los medicamentos que toma pueden tener efecto en el bebé, no tiene porque preocuparse si tiene un adecuado control de la enfermedad y cuenta con la supervisión de su médico

Es importante enterarse de los cambios que están sucediendo en el cuerpo durante el embarazo y cómo estos podrían afectar la vista. En general, la presión del ojo tiende a disminuir en el embarazo, probablemente por efecto de los cambios hormonales, lo cual puede resultar benéfico para las mujeres con glaucoma




Sin embargo, si la mujer además de presentar glaucoma es diabética, necesita un cuidado médico prenatal y el control adecuado de los índices de glucosa en la sangre para asegurar un embarazo sano

Medicamentos y embarazo

Es importante señalar que cualquier medicamento para el glaucoma puede tener efectos en el futuro bebé; desafortunadamente hay muy pocos datos sobre el uso de gotas para el control del glaucoma durante el embarazo.

Además, las preocupaciones por el uso de medicamentos contra el glaucoma no terminan con el nacimiento del bebé. Recuerde que los medicamentos pueden pasar a través de la leche materna y llegar al recién nacido.

Es importante contar con el apoyo de su médico oftalmólogo para planear el mejor régimen de tratamiento contra el glaucoma durante el embarazo, e incluso es mejor si le comunica sus deseos de concebir antes de embarazarse, lo cual permitirá ir ajustando o modificando la administración de los medicamentos con mucha anticipación.

Asimismo, el médico puede enseñar a la paciente técnicas como la oclusión nasolacrimal en el momento de aplicar las gotas contra el glaucoma. Dicha técnica ayuda a reducir la cantidad de medicamento que llega a la placenta y a la leche materna.