¿Qué es la presión sanguínea alta?

Imagínese que sus arterias son tuberías que transportan sangre desde su corazón hacia el resto de su cuerpo. La presión sanguínea (arterial) elevada – también llamada hipertensión ocurre cuando su sangre se mueve a través de sus arterias a una presión mayor que la normal. La presión arterial es el nivel de “presión” o “fuerza” que existe en el interior de las arterias y se produce por el flujo de sangre. Cada vez que late el corazón, sube la presión. Y entre latidos, cuando el corazón está en reposo, ésta vuelve a bajar.




¿Qué significan los números?

La presión sanguínea en realidad son dos medidas separadas por un guión cuando se escribe así: 120/80.Usted también puede oír a alguna persona decir que la presión sanguínea es “120 sobre 80”. El primer número es la presión sanguínea sistólica. Este es el valor más alto de la presión sanguínea cuando su corazón está bombeando la sangre hacia afuera. El segundo número es la presión sanguínea diastólica. Esta es la presión cuando su corazón se está llenando de sangre relajándose entre latidos. Una presión sanguínea normal es 120/80 o menor. Presión sanguínea alta es 140/90 o mayor.

¿Cómo se diagnostica la presión sanguínea alta?

La presión sanguínea se mide colocando una banda para presión llamada manguito alrededor de su brazo, inflando el manguito y escuchando el flujo de sangre. Su médico le medirá su presión en más de una visita para ver si usted tiene la presión alta.

¿Con qué frecuencia debo checarme la presión sanguínea?

Aun en niños, la presión sanguínea debe ser examinada ocasionalmente, comenzando a la edad de dos años.Después de los 21 años, haga que le revisen la presión por lo menos una vez cada dos años. Hágalo con mayor frecuencia si usted ha tenido la presión alta en el pasado.

¿Qué consecuencias genera la presión sanguínea alta?

La presión sanguínea alta daña sus vasos sanguíneos. Esto a su vez aumenta su riesgo para tener un derrame, una falla renal, una enfermedad del corazón y un ataque al corazón

¿Y ésta tiene algunos síntomas?

Usualmente no. Esta es la razón por la cual es tan importante que le midan su presión sanguínea regularmente

¿Cómo se trata?

El tratamiento comienza con cambios que usted puede hacer en su estilo de vida para ayudarle a bajar su presión sanguínea y a disminuir el riesgo de tener una enfermedad del corazón. Si estos cambios no funcionan, es posible que usted también tenga que tomar medicamentos.

¿Qué cambios debo de hacer en mi estilo de vida?

El mejor tratamiento de la hipertensión es una buena prevención que evite su aparición. Para ello es fundamental seguir un estilo de vida cardiosaludable:
• No fume cigarrillos ni use cualquier producto derivado del tabaco. El tabaco aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Además, las personas hipertensas fumadoras multiplican el efecto perjudicial del tabaco. Dejar de fumar tiene unos efectos positivos superiores a cualquier medicación para la hipertensión.
• Pierda peso si está pasado de peso. El sobrepeso es una causa de hipertensión. Rebajarlo reduce la presión arterial y disminuye el riesgo cardiovascular y de
diabetes.




• Haga ejercicio regularmente. La realización de ejercicio físico regular consigue bajar las cifras de presión arterial. Además, aumenta la masa muscular y la
capacidad de esfuerzo, ayuda a controlar el peso y logra disminuir el riesgo cardiovascular.
• Coma comida saludable que incluya muchas frutas y verduras, y que sea baja en grasa. Los hipertensos deben disminuir el consumo de sal y alimentos que la contengan. También es necesario consumir frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y otros cereales. Por último, usar aceite de oliva como grasa principal e incrementar la ingesta de aves y pescado en detrimento de las carnes rojas.
• Limite la cantidad de sodio, alcohol y cafeína que ingiere. El consumo moderado de alcohol (un vaso de vino al día en las comidas) puede ser beneficioso,
pero si es excesivo provoca el incremento de la presión arterial y otras alteraciones perjudiciales el corazón y otros órganos. Si bebe alcohol, limite su
uso a no más de 1 ó 2 bebidas alcohólicas al día. Una bebida alcohólica es una lata de cerveza, una copa de vino o una copa para medir licor. Si nota que
la presión sanguínea se sube al consumir alcohol, es recomendable abstenerse por completo de su consumo.
• Ensaye técnicas de relajamiento
• Suba y baje escaleras, en vez de utilizar el elevador

¿Y qué hay acerca de perder peso y hacer
ejercicio?

Camine y/ o haga ejercicio en bicicleta. Caminar es altamente recomendable para la salud. El ritmo debe ser más rápido que el paseo normal, con pasos largos y moviendo bien los brazos y al menos durante tres horas a la semana.
Si está pasado de peso, bajar de peso usualmente ayuda a bajar la presión sanguínea. Hacer ejercicio regularmente es una buena forma de perder peso.
Además el ejercicio baja la presión sanguínea por sí solo.

¿Y el estrés afecta mi presión sanguínea?

El estrés si puede afectar la presión sanguínea. Para ayudar a combatir los efectos del estrés, practique técnicas de relajamiento o de bioretroalimentación conocida como “bio – feedback” en inglés. Este tipo de cosas funcionan mejor cuando se usan por lo menos una vez al día.

Hipertensión en niños

En los últimos años se ha producido un incremento de la obesidad infantil y un aumento alarmante del número de niños hipertensos. De allí que se extreme el cuidado de los hijos para evitar su aparición. Dieta equilibrada, ejercicio y control de la presión arterial son vitales. Para realizar una medición correcta de la presión arterial en la edad pediátrica, es necesario utilizar manguitos de un tamaño adecuado al brazo del niño. Por ese motivo existen modelos apropiados para medirla a cualquier edad.

Hipertensión en mujeres

Las mujeres habitualmente presentan valores de presión arterial sistólica inferiores a los de los hombres.
Sin embargo, la presión arterial sistólica aumenta con la edad de una forma mas pronunciada en la mujer: por encima de 60 años las mujeres presentan cifras de
presión arterial superiores, incrementando la frecuencia de hipertensión es estas edades. Además los anticonceptivos orales producen una elevación leve de la presión arterial en la mayor parte de las mujeres y pueden ser causa de hipertensión en una proporción pequeña. Lo mismo sucede con el tratamiento hormonal sustitutivo.

Hipertensión y embarazo

Los trastornos hipertensivos del embarazo continúan siendo una causa importante de problemas durante la gestación que ocasionan enfermedades en el feto y durante el periodo neonatal. Normalmente, la presión arterial disminuye en el segundo trimestre y en el tercer
trimestre, las cifras suelen volver a los valores previos al embarazo. Estas modificaciones pueden aumentar en algunos casos y ser causas de complicaciones, por lo que resulta de extraordinaria importancia el control de las cifras de presión arterial durante esta etapa.




Hipertensión en la tercera edad

Como la presión arterial sistólica se eleva con la edad, se ha considerado durante mucho tiempo que es normal que en edades avanzadas se tenga la presión elevada. Actualmente se conoce que las cifras de presión arterial deben de mantenerse dentro de rangos normales a todas las edades para disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares