Los alergenos son sustancias que, en algunas personas, son reconocidas por el sistema inmune como “extrañas” o “peligrosas”, pero que en la mayoría de las personas no causan ninguna respuesta.

Cada año, millones de personas sufren de reacciones alérgicas como congestión, picazón y goteo nasal; irritación y lagrimeo ocular, así como congestión del pecho o respiración sibilante, producto de la exposición a diversos alérgenos.




Los alérgenos más comunes son:

    • Ácaros del polvo (insectos diminutos) que habitan en el. hogar
    • Caspa de animales como perros y gatos
    • Moho en el hogar o en el medio ambiente
    • Polen de árboles, pasto o hierba
    • Excrementos de cucarachas.

Las reacciones alérgicas más graves pueden ser causadas por:

    • Picaduras de abeja, avispa, hormigas y otros insectos
    • Alimentos (camarón, frutas, lácteos, etc.)
    • Látex de caucho natural, como el de guantes y globos
    • Fármacos, como la penicilina.

Para saber cuáles son los alérgenos causantes de las reacciones alérgicas en una persona, el especialista médico realizará unas pruebas de alergia que identificarán dichas sustancias y así, ofrecer un tratamiento adecuado para mejorar la calidad de vida de cada paciente.