Actividad física ¡Es momento de empezar!

Si no tiene la costumbre de hacer actividad física ¡Es momento de empezar! La salud de su corazón se lo agradecerá, ya que su práctica habitual tiene múltiples beneficios cardiovasculares al reducir el riesgo de infarto del miocardio y enfermedad vascular cerebral, así como reducir y controlar factores de riesgo como la hipertensión arterial, el colesterol alto, el exceso de peso y la diabetes. Pero los beneficios no se acaban allí, usted se sentirá con más energía, aumentará su fuerza y flexibilidad, además de reducir el estrés y la tensión. ¡Ya es el momento de empezar!

La Asociación Americana del Corazón recomienda que los adultos hagan al menos treinta minutos de actividad física todos o la mayoría de los días de la semana.




Tips para empezar

  • Hable con su médico sobre el plan de actividad física adecuado para usted si…
    •   Lleva mucho tiempo sin hacer actividad física o tiene problemas de salud.
    •   Es de edad mediana o avanzada
    •   Está pensando en un programa de ejercicios relativamente vigoroso.
  • Escoja actividades que le gusten. Fije una fecha de comienzo conveniente para su rutina y que le dé tiempo suficiente para empezar su programa, por ejemplo, un sábado.
  • Use ropa y zapatos cómodos.
  • Comience lentamente. Aumente gradualmente hasta llegar a 30 minutos de actividad la mayoría o todos los días de la semana. Si no puede dedicar un bloque de tiempo de 30 minutos, pruebe con dos sesiones de 15 minutos para lograr su meta.
  • Trate de hacer ejercicio a la misma hora cada día para que se convierta en parte de su rutina cotidiana.
  • Beba mucha agua antes, durante y después de cada sesión de ejercicio.
  • Pídales a sus familiares y amigos que lo acompañen. Será más probable que cumpla con esta rutina.
  • Anote los días en que haga ejercicio.
  • Apunte la distancia o la duración de su actividad y cómo se siente después de cada sesión.
  • Busque oportunidades para estar más activo durante el día. Camine por el centro comercial antes de comprar, elija la escalera en lugar de la escalera eléctrica o haga recreos de 10 a 15 minutos para caminar mientras mira televisión o está sentado realizando alguna otra actividad.
  • No haga ejercicios después de las comidas, cuando haga mucho calor o esté muy húmedo o cuando simplemente no tenga ánimo.
  • Si pierde una sesión, haga planes para reponerla. Pero no haga el doble de ejercicio en la sesión siguiente.
  • Si deja de hacer ejercicio durante algún tiempo, ¡no se desanime! Simplemente, empiece otra vez y poco a poco logre volver a su ritmo anterior.