Qué es la muerte cardíaca súbita?

La muerte cardíaca súbita es el fallecimiento a consecuencia de la pérdida abrupta de la función cardíaca (paro cardíaco) acontecido a una persona a la que se le hubo o no diagnosticado una enfermedad del corazón .

El momento y el modo de morir son inesperados y ocurre minutos después de que aparecen los síntomas. La causa más común del fallecimiento súbito por paro cardíaco en pacientes es la enfermedad coronaria, caracterizada por la acumulación de grasa en las arterias que suministran sangre al músculo cardíaco (corazón).




La mayoría de los paros cardíacos que provocan la muerte súbita ocurren cuando los impulsos eléctricos del corazón enfermo se aceleran (taquicardia ventricular), se tornan caóticos (fibrilación ventricular) o ambos. Este ritmo cardíaco irregular (arritmia) provoca que el corazón de repente deje de latir .

En un 90 por ciento de los adultos víctimas de la muerte cardíaca súbita, dos o más arterias coronarias principales se estrechan debido a la acumulación de grasa. Y en ciertas condiciones, algunos medicamentos, así como el abuso de drogas ilegales, pueden provocar ritmos cardíacos irregulares que provocan la muerte súbita.

Cómo revertir el paro cardíaco

El paro cardíaco puede revertirse en la mayoría de las víctimas si se trata en un lapso de unos cuantos minutos con un choque eléctrico al corazón (desfibrilación) para normalizar el ritmo cardíaco.

Las probabilidades de supervivencia de la víctima se reducen entre un 7 y 10 por ciento con cada minuto que pase sin que se le practique la desfibrilación. Pocos intentos de reanimación tienen éxito después de pasados 10 minutos.

Si el paciente sobrevivió al paro cardíaco, con el paso del tiempo se corre el riesgo de sufrir otro, por ello es importante evitar futuras crisis, atendiendo las causas que lo originaron, tales como la isquemia miocárdica (flujo sanguíneo insuficiente al músculo cardíaco), arritmia (ritmo cardíaco anormal), entre otros.

Las posibles pruebas y tratamientos para evitar un evento cardíaco incluyen:

  • Cateterismo cardíaco
  • Pruebas electrofisiológicas
  • Cirugía de derivación aortocoronaria
  • Angioplastía coronaria transluminal percutánea
  • Medicamentos para tratar la arritmia
  • Cardioversor / desfibrilador implantable
  • Marcapasos implantable
  • Trasplante de corazón