La osteoporosis no es exclusiva del sexo femenino, se calcula que alrededor del 40 por ciento de los hombres por arriba de los 65 años puede padecer la enfermedad. Y es debido a la falsa creencia de que los varones no sufren de esta afección, que es importante identificarla a tiempo para ofrecer a quien la padece estrategias terapéuticas que prevengan el debilitamiento óseo y el riesgo de fracturas.

Caracterizada por la disminución de la masa ósea, que ocasiona huesos porosos y frágiles, la osteoporosis en hombres suele aparecer en adultos mayores de 60 años, principalmente como consecuencia de la disminución gradual de los niveles de hormona testosterona, pero existen otros factores de riesgo asociados como:




  • Uso prolongado de ciertos medicamentos, como esteroides, anticonvulsivos y anticoagulantes.
  • Enfermedades crónicas en riñón, pulmón, estómago y hormonales.
  • Nivel bajo de la hormona masculina testosterona.
  • Estilo de vida no saludable como tabaquismo, consumo excesivo de bebidas alcohólicas, falta de calcio en la dieta, sedentarismo, entre otros.
  • Edad. El riesgo aumenta a partir de los 60 años.
  • Antecedentes de osteoporosis en la familia.
  • Raza. Los hombres de raza caucásica tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Puesto que la osteoporosis puede desarrollarse durante décadas sin ser detectada hasta que ocurre una fractura, es muy importante diagnosticar esta enfermedad cuando se encuentra en un estado incipiente, para poder prevenir una pérdida ósea mayor. Y la única manera para saber si tiene osteoporosis es través de un estudio llamado densitometría ósea que identifica la calidad de sus huesos.

Si tiene osteoporosis y quiere disfrutar de una vida activa y cómoda, cambie su estilo de vida y póngase al cuidado de un médico, quien determinará el mejor tratamiento a seguir