Consejos de ejercicios para la osteoporosis

El ejercicio puede ayudarle a controlar y prevenir la osteoporosis, ya que la actividad física contribuye a retardar la pérdida ósea, mantener una adecuada postura y reducir el riesgo de caídas y fracturas.

Si tiene osteoporosis, antes de comenzar algún programa de ejercicios consulte a su médico para que juntos determinen el tipo de actividad física recomendado, el cual estará basado en sus propias metas, estado de salud, grado de pérdida del hueso y en aquella actividad física que disfrute.

Una combinación segura de movimientos físicos le permitirá obtener los beneficios del ejercicio mientras reduce el riesgo de una fractura:

  • Actividad de soporte: Son actividades que se realizan de pie, utilizando sus pies como soporte de su peso, tales como caminar, trotar y subir escaleras. Estos ejercicios trabajan directamente en los huesos de sus piernas, caderas y espalda baja, reduciendo la pérdida mineral ósea. Si padece osteoporosis, caminar es el mejor ejercicio de peso ya que disminuye al mínimo la tensión del impacto de los huesos.
  • Entrenamiento de fuerza: Estas actividades emplean la resistencia como el uso de pesas, bandas de resistencia y ejercicio dentro del agua, para fortalecer los músculos y retardar la pérdida mineral del hueso. Las personas con osteoporosis, deben contar con la supervisión de un fisioterapeuta para que le diseñe un programa de entrenamiento de fuerza apropiado para su grado de pérdida de masa ósea.
  • Ejercicios de postura: Son ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de la espalda, a través de suaves movimientos de rotación y flexión en dirección opuesta a una postura inclinada, los cuales favorecen una buena postura y previenen fracturas.