Cómo se suministra la quimioterapia

Dependiendo del medicamento y la localización del cáncer, los tratamientos quimioterapéuticos pueden ser administrados en una o más de las siguientes formas:

  • Vía oral: Consiste en ingerir el medicamento en forma de pastilla, cápsula o en forma líquida como si fuera cualquier otra medicina. Este método es más conveniente y menos costoso, ya que los medicamentos pueden ser administrados en el hogar.
  • Intravenosa (IV): Es la forma más común de administración de la quimioterapia, la cual se inyecta en una vena a través de una aguja o catéter. La infusión intravenosa puede durar de 30 minutos a unas pocas horas, y en ocasiones es necesario realizar varias infusiones que van de 1 a 4 días seguidos.
  • Intratecal (IT): Se inyecta el medicamento directamente en la columna o en un reservorio permanente de líquido cefalorraquídeo debajo de su cuero cabelludo. Este método conlleva colocar quirúrgicamente un pequeño dispositivo en el cuero cabelludo que se conecta al líquido cefalorraquídeo de su canal espinal.
  • Intraarterial: Se inyecta el medicamento quimioterapéutico directamente en una arteria para tratar una sola área (como el hígado, un brazo o una pierna). Este método limita el efecto del medicamento en otras partes del cuerpo.
  • Intracavitaria (IC): Los medicamentos quimioterapéuticos se administran a través de un catéter a la cavidad abdominal o a la cavidad torácica.
  • Intramuscular (IM): El medicamento se inyecta en un músculo a través de una aguja.
  • Intralesional: Se inyecta el medicamento a través de una aguja directamente en un tumor en la piel, debajo de la piel o en un órgano interno.
  • Tópica: Se aplica el medicamento directamente en el área cancerosa en la piel.