¿Tengo que operarme obligatoriamente de cataratas?

Aparte de la cirugía, no existe ningún tratamiento que permita restablecer verdaderamente la visión alterada por las cataratas. El cambio de gafas puede, como mucho, dar la sensación de mejoría de la visión. La cirugía es la única solución abordable para obtener un resultado duradero.




¿En qué momento se decide la operación?

La operación puede decidirla el cirujano cuando la perturbación visual (reducción de la visión de cerca o de lejos, sensación de niebla, visión turbia, deslumbramientos, etc.) impida hacer vida normal, realizar su actividad profesional, conducir un automóvil, etc.

¿Qué debo hacer antes de la operación?

Varios días antes de la operación, deberá reunirse con el anestesista para decidir con él el tipo de anestesia que más se adapte a su situación. También es obligatorio realizarse un examen cardiovascular. La víspera de la intervención, se le pedirá que se duche y aplique champú antiséptico. Se tomarán distintas mediciones del ojo para seleccionar el tipo y la potencia del cristalino artificial (también llamado lente o implante) adaptado específicamente a su ojo. Para ello, suele ser preciso realizar una ecografía ocular.

¿Cómo se desarrollará la operación?

Normalmente, la operación requiere una anestesia local, ya sea por infiltración o “tópica” (es decir, una anestesia local por administración de un colirio anestésico). La operación en sí se practica bajo microscopio en un medio quirúrgico esterilizado (hospital, clínica o centro oftalmológico) y consiste en retirar el cristalino opacificado a través de una pequeña incisión y sustituirlo por el cristalino artificial.

¿Qué debo hacer después de la operación?

Si su estado general es bueno y si la anestesia se expulsa fácilmente, es posible abandonar el centro de cuidados en las horas posteriores a la intervención. En caso de anestesia general o si vive solo(a) y no puede hacerse cargo de las tareas domésticas cotidianas, puede ser necesaria una hospitalización de varias noches.

¿La operación es dolorosa?

No. En general, la operación es indolora.

¿Cuáles serán los resultados para mi vista?

La sustitución del cristalino opacificado por un cristalino artificial adaptado específicamente a su ojo debe restablecer muy rápidamente una visión correcta. Sin embargo, pueden sentirse molestias durante las primeras semanas posteriores a la intervención. A menudo, gracias al cristalino artificial, se puede prescindir de las gafas correctoras para vista de lejos o vista de cerca.

¿Hay riesgos postoperatorios?

No existe ninguna intervención que no entrañe riesgos. No obstante, la cirugía de cataratas es una operación rutinaria, que se realiza con frecuencia y que da unos resultados muy buenos. Las complicaciones son muy poco comunes.

¿Tendré que seguir un tratamiento?

A la salida, se le facilitará una receta. En ella, constará probablemente lo siguiente:

  • Gotas para echarse en el ojo operado durante algunas semanas después de la operación.
  • Una protección ocular (anteojos de protección) para ponerse por la noche.

¿Las cataratas pueden reaparecer?

No. Pero en ocasiones es posible que la cápsula se opacifique unos meses o años tras la intervención y cause de nuevo una reducción de la visión. Se denominan vulgarmente “cataratas secundarias”. Si aparece este problema, se puede resolver definitivamente abriendo la cápsula por láser. Se trata de una pequeña operación indolora y muy rápida, que no requiere hospitalización.




La operación de cataratas es una operación frecuente: en España se realizan unas 120.000 operaciones cada año. Posteriormente, será preciso realizar una revisión anual en el oftalmólogo.