¿Qué es una prueba de cribado?

La prueba detecta los marcadores específicos de diferentes virus de la hepatitis (anticuerpos anti VHC para la hepatitis C y antígenos HBs para la hepatitis B). Tras identificar estos marcadores, se podrá determinar la naturaleza de la hepatitis. Tan solo es necesario realizar una extracción de sangre.
Esta prueba se puede realizar en cualquier laboratorio de análisis o en los centros de cribado anónimos y gratuitos.




Si la prueba es positiva, ¿estoy enfermo?

Si la prueba es positiva, tan solo quiere decir que está, o ha estado, en contacto con el virus de la hepatitis.
La prueba no indica si hay o no una infección real. El resultado de la prueba simplemente indica a su médico si es necesario realizar otros exámenes.

¿Qué significa “carga viral de la hepatitis”?

Si la prueba diagnóstica es positiva, es necesario saber si el virus se encuentra presente aún en su organismo. La detección del nivel de la carga viral en sangre determinará la presencia del virus y la intensidad de su replicación. La carga viral no está relacionada con la gravedad de la enfermedad. También resulta útil realizar esta prueba durante el seguimiento del tratamiento porque su evolución puede predecir la respuesta terapéutica.
La carga viral indica la cantidad de virus en sangre. En el caso de la hepatitis C, no está relacionada con la gravedad de la enfermedad. Esta información resulta útil cuando se decide el tratamiento: su evolución al cabo de 1 y 3 meses permitirá evaluar la respuesta al tratamiento.

Tengo hepatitis C, ¿para qué sirve conocer el genotipo viral?

Este examen permitirá calcular las probabilidades de curación y la duración de su tratamiento en función del genotipo 1, 2, 3 ó 4.

¿Para qué sirve la biopsia hepática?

Este examen permite precisar la actividad de su enfermedad y el grado de fibrosis en el hígado, es decir, el grado  de  afectación hepática.

¿Existen alternativas para la biopsia de hígado?

En algunos casos, las pruebas realizadas con una pequeña muestra de sangre o una evaluación de la fibrosis mediante un aparato de elastometría denominado Fibroscan® aportan información muy próxima a la obtenida con una biopsia. Su médico elegirá la prueba que más  le convenga.

¿En qué consiste un análisis hepático?

Es un conjunto de pruebas biológicas realizadas mediante una simple extracción de sangre y que permiten evaluar la repercusión de la hepatitis en el organismo.

¿Con qué frecuencia es necesario realizar pruebas de control?

Estos exámenes se  realizan habitualmente cada 3, 6 ó 12 meses. Su médico determinará la frecuencia de las pruebas y su naturaleza. Deberá respetar escrupulosamente sus recomendaciones, ya que son la única garantía de que usted está siguiendo las indicaciones.




Durante el control de una hepatitis, se prescriben distintos análisis de sangre y se realizan diferentes pruebas para poder evaluar el estado del hígado y la respuesta al tratamiento. Su médico elegirá las que mejor se adecuen a su situación, así como la periodicidad.