La descripción del ASMA

El asma es una enfermedad que afecta las vías respiratorias de los pulmones. Hace difícil que respires. El asma es un problema de salud común. De hecho, cerca de 26 millones de personas tienen asma en los Estados Unidos.

Algunas veces cuando respires polen, smog o polvo, puede entrar a los pulmones. Para la mayoría de las personas, estas cosas no causan problemas. Si tienes asma, tus vías respiratorias pueden ser más sensibles. Cosas como el polen y el polvo hacen que sientas que no puedes respirar. Las personas con asma dicen que se siente como tratar de respirar a través de un popote.

Aprenda más acerca del asma y lo que debe de hacer si cree que lo tiene. Si tienes, una meta de tu tratamiento contra el asma es ayudarte a controlar los síntomas.




Consejo: Pregunta a tu profesional de la salud cualquier pregunta que puedas tener. Asegúrate de que entiendes.

Lo que se puede sentir cuando se tienen síntomas de asma

Cuando las vías respiratorias reaccionan a desencadenantes, usualmente se estrechan. Esto hace que sea difícil respirar. Aquí hay algunos síntomas de asma que puedes tener:

Tos: La tos puede ser peor en la noche o temprano por la mañana.

Despertares nocturnos: Despertar en la noche con síntomas de asma como tos o dificultad para respirar.

Jadeo: Escuchar un sonido de silbido o un jadeo cuando respiras.

Opresión torácica: Sentir que tu pecho está apretado o que está siendo exprimido.

Dificultad para respirar: Sentir que no puedes contener la respiración o que no puedes inhalar de forma profunda.

Los síntomas de asma pueden ocurrir en cualquier momento. Mantén un registro de los síntomas y cuándo los experimentas. Sigue el plan de acción para asma que creaste con tu profesional de la salud. Si necesitas utilizar medicina de rescate más de 2 días a la semana, visita a tu profesional de la salud tan pronto como puedas.

¿Qué significa manejar tu asma?

No hay una cura para el asma actualmente pero eso no quiere decir que siempre te molestará. Puedes aprender a controlar tus síntomas de asma:

  • Tomando tu medicina como te indica tu profesional de la salud
  • Aprender a reducir el contacto con tus desencadenantes lo más que se pueda
  • Trabajar con tu profesional de la salud para hacer un plan de acción para el asma

Cuando los síntomas de asma están bajo control, aquí está lo que puedes esperar:

  • Debes tener pocos, si algún, síntoma de asma
  • Debes ser capaz de dormir la mayoría de las noches. Los síntomas de asma no deben despertarte o mantenerte despierto
  • No debes requerir del uso de tu medicina de rescate tan seguido
  • No debes de faltar al trabajo o a días de escuela debido a síntomas de asma
  • Debes ser capaz de realizar actividades físicas

Debes evitar las visitas a la sala de emergencias o estancias hospitalarias