Descripción del herpes zoster?

Es una enfermedad producida por un virus llamado varicela zoster. La primera vez que este virus ataca a una persona produce la varicela. Después de la varicela el virus se queda adormecido en el cuerpo. La mayoría de las personas no lo notan porque el virus no les produce ninguna enfermedad. Sin embargo, a veces el virus se activa y produce sensación de escozor o dolor en alguna zona de la piel, enrojecimiento y aparición de ampollas: es el herpes zoster.No debe confundirse con el herpes labial, que está producido por otro tipo de virus.




¿Qué puede hacer?

  • Para secar las ampollas, aplique una loción con polvos de sulfato de cobre o sulfato de cinc. Prepare esta loción mezclando 1 g de sulfato de cobre o de sulfato de cinc que compre en la farmacia con 1 l de agua del grifo. Empape un paño o una compresa con la loción y colóquelo durante 10 minutos sobre las ampollas. Repita la aplicación 3 veces por día hasta que las ampollas estén secas y sean costras. Probablemente necesitará preparar 1 l de loción para cada día.
  • Las ampollas pueden contagiar el virus de la varicela a personas que aún no la hayan pasado. Para evitarlo, lávese las manos si ha tocado las lesiones. Si las personas que están a su alrededor ya han pasado la varicela, no hay riesgo de contagio.
  • Utilice ropa cómoda que no le moleste al rozar con la piel.
  • Si tiene dolor, puede aliviarlo con medicamentos como el paracetamol.
  • La mayoría de las veces el herpes zoster se cura sin complicaciones con estos cuidados.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

  • Si cree tener un herpes zoster, consulte a su médico para que confirme el diagnóstico y valore el tratamiento que necesita.
  • La mayoría de las veces será suficiente con los cuidados comentados, pero existe un tratamiento con pastillas que se utiliza en algunos casos:
    – Si es mayor de 50 años.
    – Si es diabético.
    – Si tiene las defensas bajas.
    – Si el herpes le ha salido en la cabeza o en la cara.
  • El tratamiento con pastillas para estos casos sólo es eficaz cuando se comienza a tomar durante los primeros 3 días de la enfermedad. Por ello es importante que acuda pronto a la consulta.
  • Deberá acudir a su médico de nuevo:
    – Si le salen más ampollas en otras zonas del cuerpo. En este caso, puede ser necesario que le traten en el hospital. Vigile la piel sana, sobre todo durante los primeros días.
    – Si aparecen costras amarillentas y no se curan. Es probable que se haya infectado y necesite un tratamiento con antibiótico.
    – Si el dolor no desaparece después de curarse las ampollas. La persistencia del dolor cuando el herpes ya se ha curado es más frecuente en las personas ancianas. Existe un tratamiento para aliviarlo.