¿Qué es la angiografía retiniana?

La angiografía retiniana es un examen realizado para estudiar la circulación sanguínea de la retina y de la parte del nervio óptico visible en el fondo del ojo.

¿Cómo debo prepararme en casa antes del examen?

En general, se le prescribirán gotas con antelación. Debe aplicárselas en varias dosis, una o dos horas antes del examen.

Estas gotas provocan una imprecisión visual que puede durar varias horas. Por ello, tras habérselas aplicado, no debe conducir su vehículo y es preferible que le acompañen.

Si lo prefiere, también puede echarse las gotas directamente en el lugar de la intervención, teniendo en cuenta que tendrá que estar dos horas antes de la hora prevista del examen.




¿Cómo se desarrolla el examen?

Una vez dilatadas las pupilas, una enfermera le inyectará, al principio del examen, un producto colorante en una vena del brazo.

A continuación, el aparato de angiografía, una especie de cámara fotográfica, tomará fotografías de su ojo mediante flashes que a veces pueden ser deslumbrantes

¿Este examen implica algún riesgo?

En la mayoría de los casos, el examen se tolera bien. La inyección intravenosa del producto es indolora. Las gotas que se le aplicarán en los ojos antes del examen, dilatan la pupila. Por ello, es preferible que le acompañen y que no conduzca. Su piel y su orina adquirirán un ligero color amarillo y puede que sus cejas adquieran un color verde durante varias horas debido a los productos inyectados. Tras administrarle la inyección, es bastante frecuente sufrir náuseas, aunque los vómitos son menos comunes. Además, es posible que sufra mareos. En posición estirada, desaparecerán rápidamente. No dude en advertir al oftalmólogo en caso de:

  • Haber tenido alguna vez alergias cutáneas y respiratorias (urticarias, eccema, asma), alimentarias o después de la ingesta de ciertos medicamentos.
  • Sufrir una enfermedad cardíaca o respiratoria seria.
  • Tomar determinados medicamentos, en concreto, betabloqueantes (para el corazón o la hipertensión arterial).
  • Estar embarazada.
  • Estar amamantando. Si está amamantando, se recomienda que no dé el pecho en los dos días posteriores al examen.

Antes de la intervención, el oftalmólogo le dará una hoja de información y le pedirá que la firme. No dude en preguntarle sus dudas sobre el desarrollo de la intervención y en comunicarle sus posibles temores.

¿Cuánto tiempo dura el examen?

Aproximadamente, de 5 a 10 minutos, pero después deberá permanecer en seguimiento unos 30 minutos en la sala de espera.

¿Dónde debo acudir para realizarme este examen?

En general, el examen se practica en un hospital de día. No requiere hospitalización, sólo la presencia del personal de enfermería para administrar la inyección y realizar el seguimiento después del examen.

¿Y qué hay de los resultados?

Al igual que las fotografías corrientes, los resultados estarán disponibles en cuanto se revelen. Normalmente, puede llevárselos.