Descripción de la Babesiosis

La Babesiosis es una enfermedad infecciosa rara que está causada por numerosas especies de un protozoo (organismo unicelular) intraeritrocítico (que se aloja en el interior del eritrocito o glóbulo rojo) conocido como Babesia.

Como se conoce a la bebesiosis

  • Piroplasmosis
  • Fiebre del Agua Roja

La babesiosis es muy frecuente en animales, ya que éstos microorganismos infectan también a una gran variedad de huéspedes vertebrados, incluyendo ganado, animales domésticos como perros y gatos y animales silvestres, fundamentalmente ratas y ratones. En general se trata de una enfermedad profesional entre personas que trabajan en relación con el
ganado y suele ser erróneamente etiquetada de malaria resistente al tratamiento. En la naturaleza la transmisión típica de las babesias es por medio de garrapatas, aunque existen
otros vectores como la picadura de mosca y las secreciones de los animales, que pueden transferir sangre de un portador infectado a un animal susceptible y estar involucrados en la transmisión de estos parásitos.

El hombre suele adquirir la enfermedad, cuando se introduce accidentalmente en el ciclo natural de la enfermedad, por medio de la picadura de las garrapatas y, en menor escala, a través de las transfusiones. Se ha demostrado que la babesiosis afecta más a los pacientes esplenectomizados (sin bazo), los ancianos y aquellos que tienen una alteración de la inmunidad,
mientras que Babesia microti es más frecuente cuando no hay alteración de la inmunidad.




Por lo general las manifestaciones clínicas tienden a ser leves y a autolimitarse, por lo que la enfermedad suele pasar desapercibida y, en muchas ocasiones, ni siquiera se diagnostica.
Los síntomas de la enfermedad, cuando aparecen, son parecidos a los de la malaria, con la que se debe hacer el diagnóstico diferencial. La forma severa de babesiosis, si no se trata, puede ser peligrosa para la vida, sobre todo en los esplenectomizados y en los inmunodeprimidos (con deterioro del sistema inmunológico).

El período de incubación oscila de 1 a 6 semanas, el cuadro clínico varía desde cuadros fulminantes a leves. Clínicamente se caracteriza por: fiebre, sudoración abundante, mialgias (dolores musculares), artralgias (dolores en las articulaciones), cefaleas (dolores de cabeza), anemia (disminución de los hematíes o glóbulos rojos circulantes), postración, hemoglobinuria (presencia anormal de hemoglobina en la orina), ictericia (coloración amarilla anormal de la piel), pérdida de peso, hepatomegalia (hígado anormalmente grande) y esplenomegalia (bazo anormalmente grande). Son más notables los signos de hemólisis (destrucción prematura de los glóbulos rojos) masiva en los individuos sin bazo. Aunque se han comunicado casos de babesiosis en seropositivos para el VIH, no se ha demostrado que sea un agente oportunista.

Diagnóstico de la Babesiosis

En el hombre el diagnóstico se realiza mediante extensiones de sangre teñida con Giemsa y se puede confundir con el Plasmodium falciparum (agente productor de la malaria). También puede utilizarse como medio diagnóstico la inmunofluorescencia indirecta. Por la dificultad para diferenciarlo del plasmodium se recomienda hacer el diagnostico mediante una combinación de criterios: presencia de parasitemia intensa (1-50%), eritrocitos infectados por múltiples parásitos en forma de canastas y la presencia de merozoitos extracelulares.

Tratamiento de la Babesiosis

El tratamiento de elección en la actualidad es a base de la combinación de dos fármacos: quinina y clindamicina; así se consigue la erradicación de la parasitemia. No se han observado recurrencias de la enfermedad tras la suspensión del tratamiento. En los pacientes infectados por Babesia microti, el cuadro clínico es generalmente leve por lo que
no suelen precisar tratamiento específico, si lo precisan es con antiparasitarios del tipo de pentamidina y berenil, fármacos que controlan la parasitemia en sangre pero que no consiguen eliminar completamente los parásitos En la prevención es importante el control de roedores y el uso de repelentes de garrapatas, así como utilizar ropa clara y remeter los pantalones en las botas cuando se camina en áreas donde existe riesgo de contraer esta infección.

Más información de la babesiosis

https://www.cdc.gov/dpdx/