Descripción de la conjuntivitis

Una conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, una capa muy fina que cubre la parte blanca de los ojos y el interior de los párpados.

Los síntomas que produce son escozor o quemazón ocular, sensación de arenilla y leves molestias al mirar a la luz. Lo blanco del ojo se pone rojo y hay lagrimeo.

Hay varios tipos de conjuntivitis:

  • Infecciosa (bacteriana o por virus).
  • Alérgica (pólenes).
  • Irritativa (por la exposición a humo, polvo, disolventes, etc.).




En la conjuntivitis por infección bacteriana hay abundantes secreciones o legañas que pueden acumularse entre los párpados. En este caso la visión puede ser algo borrosa.

En la conjuntivitis alérgica es habitual la afectación de los dos ojos. La secreción es escasa. Suele haber predominio estacional, es más frecuente por las mañanas, en días secos o con viento. Puede acompañarse de manchas rojas en la piel, estornudos, picor de nariz y el paladar y, más raramente, sensación de ahogo.

¿Qué puede hacer?

TRATAMIENTO DE LA FASE AGUDA de la conjuntivitis

  • Limpie regularmente las secreciones del ojo con suero salino fisiológico o agua fresca.
  • Póngase compresas de agua fría sobre los ojos cerrados, le aliviará las molestias.
  • Use sólo los colirios recetados por su médico y guárdelos en un lugar fresco y seco. Al terminar el tratamiento no los guarde. Llévelos a la farmacia, ya que se contaminan con el paso del tiempo.
  • Para evitar el contagio:
    • Evite tocarse los ojos con las manos. Láveselas con frecuencia.
    • No se frote los ojos, pues con ello se favorece la sobreinfección.
    • No comparta las toallas ni los pañuelos.
    • No use lentillas hasta que haya finalizado el tratamiento.
    • No esté mucho tiempo delante de la televisión o del ordenador.
    • Póngase unas gafas oscuras de sol, le protegerán del viento y la luz le molestará menos.
    • No se lave los ojos con agua de manzanilla. Suele contener polvo y partículas de suciedad.
    • Los niños, especialmente, deben permanecer en casa o lejos de otros niños. En la fase aguda no pueden ir a la guardería ni a la escuela.
  • Para prevenir las conjuntivitis:
    • Evite el contacto con la causa que las desencadena: niños o adultos con conjuntivitis, alergia o producto irritativo.
    • No comparta cosméticos para los ojos y reemplácelos con regularidad.
  • El tratamiento con medicación debe ir dirigido a la causa. Se usan antibióticos en las conjuntivitis de tipo bacteriano. Las conjuntivitis virales se curan por sí solas en 1 o 2 semanas. Las de tipo alérgico se tratan con antihistamínicos en forma de colirio y si es preciso por vía oral.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

  • Si los síntomas persisten más de 3-4 días.
  • Si le molesta mucho mirar a la luz.
  • Si el ojo cada vez duele más.
  • Si aparecen vesículas en la piel cercana al ojo afectado.
  • Si nota que no ve con claridad.