Descripción de la disquesia

La disquesia es la dificultad para la defecación causada por una incapacidad para controlar los músculos de la pelvis y del ano.

Para realizar una evacuación adecuada se requiere la relajación de los músculos de la pelvis y los músculos circulares (esfínteres) que mantienen el ano cerrado. En caso contrario, los esfuerzos para defecar son inútiles, incluso aunque éstos sean muy considerables. Las personas con disquesia sienten necesidad de evacuar, pero no pueden hacerlo. Incluso la materia fecal no endurecida puede ser difícil de expulsar.

Las situaciones que pueden interferir con los movimientos musculares incluyen la discinesia del suelo de la pelvis (una alteración de la coordinación muscular), el anismo (una situación en la que los músculos no consiguen relajarse o, por el contrario, se contraen durante la defecación), un rectocele (herniación del recto dentro de la vagina), un enterocele (herniación del intestino delgado dentro del recto), una úlcera rectal o un prolapso rectal.

El tratamiento con laxantes en general no es satisfactorio. Actualmente, se están probando los ejercicios de relajación y de autorregulación para la discinesia del suelo de la pelvis y parecen ser prometedores. Para reparar un enterocele o un gran rectocele, puede ser necesaria una intervención quirúrgica. El estreñimiento puede ser tan grave que requiera la asistencia del médico o de una enfermera para retirar las heces con una sonda o con el dedo.