El lipedema es una acumulación anómala de grasa bajo la piel, habitualmente en la parte inferior de la pierna entre la pantorrilla y el tobillo.

El lipedema es mucho más frecuente en las mujeres y se encuentra presente desde el nacimiento. Aunque es similar al linfedema, se trata de un trastorno diferente.

Ambas piernas se ven afectadas. La parte inferior de las piernas y los tobillos pierden su contorno normal, pero el aumento de volumen se interrumpe precisamente debajo de los huesos de los tobillos y no incluye los pies. Las piernas se ven hinchadas y pueden doler. Si se presiona con un dedo sobre la pierna no queda marca alguna. La piel de las piernas se ve normal pero puede ser dolorosa, posiblemente debido a la acumulación subyacente de grasa. La liposucción puede mejorar notablemente la forma de las piernas.