A diferencia de otras grasas, la mayoría de los ácidos grasos trans se forman cuando aceites líquidos se convierten en grasas sólidas como en la elaboración de frituras y margarina sólida. Sin embargo, hay pequeñas cantidades de ácidos grasos trans de manera natural en algunos alimentos, especialmente de origen animal.

Los ácidos grasos trans aparecen cuando se agrega hidrógeno a los aceites vegetales, proceso llamado hidrogenación, lo cual retarda la caducidad y mantiene estable el sabor de los alimentos que contienen estas grasas.

Estas grasas trans se encuentran normalmente en alimentos procesados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados, como manteca vegetal, algunas margarinas, (especialmente las de consistencia más sólida), galletas saladas, caramelos, alimentos fritos y horneados.

Los ácidos grasos trans , como las grasas saturadas y el colesterol dietético elevan el colesterol LDL (colesterol “malo”) que incrementa el riesgo de presentar una enfermedad cardiovascular

Pese a que las grasas saturadas son el principal responsable de elevar el colesterol LDL en la dieta, los ácidos grasos trans contribuyen significativamente. Así que, por la salud de su corazón, restrinja el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, ácidos grasos trans y colesterol en su dieta.