Descripción de las verrugas

Las verrugas de la piel son prominencias ásperas que raspan al tocarlas. Suelen tener el mismo color que la piel normal. Son muy frecuentes en las manos de los niños y adolescentes. No molestan, aunque pueden hacerlo si están sometidas a roces constantes.

También suelen salir en las plantas de los pies, éstas se conocen como papilomas o verrugas plantares y, debido al peso del cuerpo, se aplastan, se ven planas y duelen.

Las verrugas están producidas por virus. Aunque son más frecuentes en niños y jóvenes, también pueden tenerlas los adultos, sobre todo si tienen las defensas bajas por algún motivo. Suelen desaparecer espontáneamente con el tiempo.

¿Qué puede hacer?

  • Tenga paciencia. Las verrugas no necesitan tratamiento en todos los casos y suelen desaparecer espontáneamente con el tiempo, sobre todo en los niños.
  • Evite tocarlas constantemente.
  • Alivie el dolor de las verrugas de las plantas de los pies con almohadillas que encontrará en farmacias.
  • Si desea utilizar un líquido antiverrugas para quemarlas, aplíquelo por la noche de la siguiente manera:
    – Proteja la piel sana de alrededor de la verruga con vaselina. Aplique el líquido antiverrugas sobre la verruga. Espere a que se seque y tápelo con un esparadrapo de tela.
    – Al día siguiente tire del esparadrapo. Introduzca la verruga en agua tibia durante 2 o 3 minutos. Después frótela con una lima de uñas o una piedra pómez para eliminar más verruga. Lávese bien las manos y los utensilios que haya utilizado para evitar el contagio a otras partes del cuerpo.
    – Cada 5 o 7 días es necesario recortar aún más la verruga con una cuchilla o una hoja de bisturí.
    – Este tratamiento deberá realizarlo durante 2 o 3 meses hasta que la verruga desaparezca totalmente.
  • Los tratamientos que sean dolorosos, que tengan efectos secundarios o que puedan dejar cicatrices, deben realizarse sólo si no queda otra opción. Además, es frecuente que las verrugas vuelvan a salir.

PARA EVITAR EL CONTAGIO DE VERRUGAS

  • Las verrugas de la piel son poco contagiosas, pero pueden extenderse de una parte del cuerpo a otra. Para evitarlo, no las toque constantemente y lávese bien las manos después de hacerlo.
  • El contagio de las verrugas de la piel a otras personas es poco probable.
  • Las verrugas que aparecen en la planta de los pies se contagian en las piscinas y duchas públicas. No camine descalzo en estos lugares y protéjase con calcetines o chanclas.