Son los ganglios situados cerca de la mama, en la zona axilar

Los ganglios están unidos al sistema linfático que atraviesa todo el organismo y transporta agua, diversas sustancias químicas y glóbulos blancos.
A veces la linfa también transporta células cancerosas que se desprenden del tumor original. El ganglio, que se encuentra en el sistema linfático, filtra la linfa y retiene las células cancerosas.




¿Por qué es necesario extirparlos?

Para evitar la propagación del tumor.
Tras ser extirpados, los ganglios son analizados para:

  • determinar la importancia de la diseminación del tumor;
  • adaptar el tratamiento futuro a las características del tumor.

¿La linfadenectomía axilar es dolorosa?

La linfadenectomía axilar se realiza bajo anestesia general. Habitualmente la intervención dura una hora. Después, se coloca un drenaje y se mantiene durante 48 horas, con el fin de absorber la linfa.
Tras realizar una linfadenectomía axilar, la hospitalización puede ser corta, de 2 días. Algunos cirujanos prefieren mantener el drenaje durante un período más prolongado, de entre 3 y 7 días.
Se le administrarán analgésicos para aliviarle.
Sin embargo, es probable que note molestias al mover el hombro y cierta pérdida de sensibilidad en la piel de la axila. El dolor y la dificultad para levantar el brazo están asociados con la proximidad de la incisión a los músculos del hombro, en una zona que contiene muchos nervios.

¿Hay otros efectos secundarios?

En bastantes ocasiones es preciso volver a intervenir a los 8 a 10 días después de la intervención. Se trata de la acumulación de linfa bajo la cicatriz. Esta se manifiesta por la aparición de una protuberancia en la zona de intervención quirúrgica.
En la mayoría de los casos, serán suficientes algunas punciones indoloras para hacerla desaparecer.
Con menor frecuencia, cabe la posibilidad de que el brazo se inflame por causa de la linfa acumulada. Este “brazo inflamado”, o linfedema, puede aparecer en cuestión de semanas, pero también meses, incluso años, después de la linfadenectomía axilar.

¿Qué precauciones se deben tomar para evitar complicaciones?

Debe limitar al máximo los esfuerzos violentos y prolongados con el brazo, evitar lesiones (usar guantes para hacer bricolaje o jardinería) y desinfectar la cicatriz completamente, por pequeña que sea.

¿Existen otros métodos menos dolorosos?

Por un lado, la detección precoz del cáncer permite actuar antes de que la propagación sea demasiado importante.
Por otro lado, el desarrollo de la técnica de ablación del ganglio centinela evita tener que recurrir a la linfadenectomía axilar de forma sistemática.

¿Qué es el ganglio centinela?

Este ganglio se llama “centinela” porque es el primero afectado si se diseminan las células cancerosas desde el tumor. A menudo se trata de un grupo de ganglios linfáticos axilares compuestos de 1 o 3 ganglios.
Después de identificar los ganglios centinela con un producto que los señala, se extirpan a través de una pequeña incisión y se analizan.
Si el resultado del análisis indica la existencia de células cancerosas, puede ser necesaria una linfadenectomía axilar, a veces en una segunda fase. El riesgo de reintervención es el principal inconveniente.




La técnica del ganglio centinela todavía no se practica en todos los centros.
Esta técnica, que constituye un gran avance en el tratamiento del cáncer, se encuentra actualmente en fase de desarrollo.