¿Voy a poder beneficiarme de una reconstrucción mamaria?

Desde que se barajó la extirpación de su mama (mastectomía), se consideró la posibilidad de reconstrucción mamaria.
Forma parte integrante del tratamiento del cáncer de mama.
La atención a su bienestar, su imagen y su feminidad es parte de este proceso.




¿Con quién puedo hablar?

Como en cualquier otra etapa de su tratamiento, no debe permanecer aislada.
El diálogo con su cirujano, oncólogo, psicólogo y médico de cabecera es esencial.
Igualmente puede comunicarse con los pacientes que ya se hayan sometido a una reconstrucción (terapias de grupo o asociaciones).
No dude en comunicar sus temores y aclarar sus deseos.

¿Cuánto tiempo debo esperar tras la extirpación?

En algunos casos, la primera intervención puede realizarse al mismo tiempo que la extirpación, pero, en la mayoría de ocasiones, se programa en una segunda intervención.
Por lo general, es necesario un período de 6 meses después de la finalización del tratamiento de quimioterapia. Como mínimo 12 meses después de la radioterapia.
Este plazo de espera es indispensable para que la piel del tórax haya recuperado la calidad necesaria para la operación.
Entre tanto, se le recomendará una prótesis externa de quita y pon. Permite armonizar su silueta y prácticamente todas las posibilidades de indumentaria y actividades físicas (incluida la natación).

¿Cómo se prepara una reconstrucción mamaria?

Puede considerarse la reconstrucción mamaria en función de sus expectativas y de los plazos impuestos por el tratamiento.
Inicialmente, usted consultará a un especialista para definir el procedimiento de reconstrucción que mejor se adapte a su morfología.
La primera intervención permitirá restaurar el volumen de la mama.
Se programará una segunda intervención para perfeccionar la simetría de las mamas y reconstruir la aureola y el pezón.

¿Existen diferencias técnicas de reconstrucción?

Sí. Existen diferentes técnicas para responder a todas las situaciones.
En general, se basan en la implantación de una prótesis mamaria interna.
En algunos casos, para que el resultado estético sea mejor, puede ser necesario eliminar pequeñas zonas de piel y músculo de la espalda o del vientre (colgajos).
El cirujano propondrá la técnica más adaptada a su situación y a sus deseos.
En la segunda intervención quirúrgica, a veces es necesario modificar la otra mama.

¿Qué precauciones deberé tomar tras la reconstrucción?

El uso de una prótesis interna requiere un seguimiento médico anual.
Las mamografías de control de la mama reconstruida no se realizan rutinariamente. Sin embargo, es básico continuar vigilando la otra mama.
No se debe tomar ninguna otra medida concreta, salvo el uso de un sujetador adaptado.

¿Cuánto tiempo podré conservar mi prótesis mamaria?

Se estima que una prótesis mamaria debe cambiarse cada 10 años. En algunas circunstancias, puede ser necesario un cambio anterior. Pero algunas pueden dejarse implantadas durante más tiempo.

Esta intervención no agrava el riesgo de recaída o recidiva del cáncer.