El dolor provocado por cáncer se puede controlar eficazmente en la mayoría de los pacientes, mejorando su calidad de vida y logrando la reducción de malestares propios de la enfermedad. Los siguientes ejercicios de relajación pueden ser útiles para aliviar el dolor.




Respiración lenta y rítmica

  1. Tome aire lenta y profundamente, mantenga el estómago y los hombros sueltos.
  2. Expulse el aire despacio y empiece a relajarse; sienta que la tensión abandona su cuerpo.
  3. Respire lentamente y de forma regular a un ritmo cómodo para usted. .
  4. Para ayudarle a concentrarse en su respiración y respirar de forma lenta y rítmica, cuente hasta tres al tomar aire o expres e algún sonido como “ahhh” al expulsarlo.
  5. Repita el ejercicio hasta un máximo de 20 minutos.
  6. Para terminar, respire profundamente y expulse el aire.

Contacto físico simple, masaje o calor

  • Contacto o masaje breve, como el tomar a alguien de la mano, colocarle la mano en el hombro un instante o darle un pequeño masaje en los hombros.
  • Poner los pies en remojo en agua tibia o envolverlos en una toalla húmeda y caliente.
  • Masaje del cuerpo entero o sólo la espalda, los pies o las manos (entre 3 y 10 minutos), en forma de toques suaves, largos y lentos.

Escuchar música de forma activa

  1. Consiga una grabadora o reproductor de música, auriculares y un CD con su música favorita.
  2. Marque el ritmo de la música usando, por ejemplo, un dedo o meneando la cabeza. Eso le ayudará a concentrarse en la música y no en sus molestias.
  3. Mantenga los ojos abiertos y fije su mirada en un punto o un objeto inmóvil. Si desea cerrar los ojos, imagínese algo relacionado con la música.
  4. Escuche la música a un volumen agradable. Si aumenta la molestia, pruebe subir el volumen, y bájelo cuando la molestia se vaya aliviando.
  5. Si este ejercicio no le da suficientes resultados, pruebe una de las siguientes ideas: Hágase un masaje al ritmo de la música, pruebe otro tipo de música, o marque el ritmo de la música de más de una forma, por ejemplo, con la mano y el pie al mismo tiempo.