¿Por qué tengo que someterme a un seguimiento regular?

Todos los tratamientos contra el cáncer pueden causar complicaciones o secuelas que aparecen años después del término del tratamiento. Su diagnóstico y tratamiento precoces podrán permitirle disfrutar una mejor calidad de vida.
Para usted también es muy importante detectar precozmente la aparición de un segundo cáncer o de una recidiva local. Después de un cáncer de mama, se intensifica el seguimiento de la otra mama mediante una mamografía anual.
Por el contrario, las investigaciones de recidiva a distancia (metástasis) mediante pruebas generales múltiples (dosificación de marcadores, pruebas radiológicas más o menos sofisticadas) nunca han demostrado ser útiles para el paciente. En caso de sospecha de metástasis descubiertas casualmente sin presentar síntomas, iniciar un tratamiento precoz sólo podría prolongar el tiempo de tratamiento sin modificar la evolución.




¿Cómo se realizará el seguimiento?

El fin de su tratamiento no debe considerarse, en ningún caso, como un abandono. Sus médicos continuarán atendiéndola regularmente en la consulta, dos o tres veces al año durante los primeros años y después con menor frecuencia.
No dude en hablarles de su estado de salud, de los problemas que le preocupan, pero también de sus dificultades en el día a día, en su vida de pareja, etc. incluso si su médico no aborda estos temas. Puede tener recursos a su alcance que son de ayuda, incluso después del tratamiento: el psicólogo, la terapia grupal para pacientes, la ayuda social en la reincorporación laboral o el tratamiento de dolores residuales, por ejemplo.
Si durante este seguimiento aparece un signo o elemento nuevo, se deben realizar pruebas específicas:

  • Radiografía, escáner, RMN. Estas pruebas se le explicarán detalladamente. Se le proporcionará información detallada sobre su desarrollo, preparación y las posibles consecuencias. Se podrán proporcionar documentos específicos sobre cada uno de ellos.
  • Análisis de sangre con dosificación de marcadores tumorales.

Algunos médicos prescriben estos análisis de forma rutinaria. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente realizar estas dosificaciones siempre en el mismo laboratorio clínico.

¿Quien lleva a cabo este seguimiento?

Su médico de cabecera, ginecólogo u oncólogo se encargarán de  efectuar este seguimiento. Igual que durante el tratamiento, debe establecer una comunicación permanente con sus médicos y el equipo de oncología que tratan su caso.

¿Qué son los marcadores tumorales?

Los marcadores tumorales son sustancias producidas por algunas células cancerosas y que pasan a la sangre. A través de un análisis de sangre se las puede detectar y dosificar.
Actualmente, la dosificación sistemática de marcadores tumorales, como prueba de seguimiento sólo se utiliza en otros tipos de cáncer (testículos, tiroides…).

Se adaptará el seguimento a su caso:

  • Durante las consultas de seguimiento es importante explicar lo que experimenta o siente (cansancio, pérdida de peso, depresión, dolores nocturnos, trastornos digestivos, respiratorios, visuales, cefalea, vértigo…).
  • En caso de aparición de síntomas entre dos consultas, comuníqueselo al equipo médico que le hace el seguimiento, sin esperar a la próxima cita.