Si padece asma, vacúnese contra la gripe

La estación de gripe ya está aquí. Si usted o algún miembro de la familia tiene asma, se recomendable que se aplique la vacuna contra la gripe o influenza, tan pronto como sea posible.

La mayor incidencia de casos de influenza ocurren entre noviembre y marzo, periodo de bajas temperaturas y una gran número de enfermedades respiratorias. Y en los personas con asma, los síntomas de la gripe (fiebre, escalofríos, dolor muscular, dolor de cabeza, fiebre, fatiga y tos) puede causar severas crisis con potenciales complicaciones, incluso neumonía y hospitalizaciones por exacerbación del asma.

Es por ello que la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología, aconseja la administración de la vacuna contra la influenza en todos los pacientes asmáticos. Esta debe aplicarse cada entre los meses de octubre y noviembre, antes de que comience el invierno, ya que por lo general, hasta la segunda semana de haber sido aplicada el organismo desarrolla inmunidad completa.

Investigaciones recientes han determinado que la vacuna contra la influenza o gripe, diminuye el riesgo de exacerbaciones de asma en pacientes, entre un 22% y 41%. También puede proteger contra crisis agudas de asma en niños, previniendo con la vacuna hasta un 78% de las hospitalizaciones por asma y las visitas a la sala de emergencias durante el invierno.




Además de los pacientes con asma, la vacuna también está recomendada principalmente para niños pequeños, adultos mayores y personas con problemas de salud como afecciones cardiacas, pulmonares, diabetes, enfermedad renal o un sistema inmunológico debilitado. Pero a manera de prevención, la vacuna esta recomendad para toda la familia. Platique con su médico sobre la vacuna contra la influenza y su relación con el asma.

¿Qué vacunas son recomendables?

Todas aquellas que sean obligatorias y que estén registradas en el calendario de vacunaciones. Se recomienda sobre todo la vacuna contra la gripe.

Siendo asmático, ¿debo vacunarme contra la gripe?

Sí, ya que la gripe es una infección vírica severa con riesgo de agravar el asma y causar sobreinfecciones pulmonares. Los niños o adultos asmáticos deben vacunarse contra la gripe. La vacunación antigripal es gratuita para los pacientes de riesgo y se administra en los Centros de Salud para todos los asmáticos, sea cual sea su edad, a partir de los seis meses. La vacuna de recuerdo anual es necesaria, dada la variación del virus de la gripe de un año a otro.

No hay un período concreto para las vacunas. Se recomienda seguir su calendario de vacunaciones y comprobar que sus vacunas y recuerdos estén al día. La vacuna antigripal se administra habitualmente en el mes de Octubre y Noviembre. Los medios de comunicación y las Autoridades Sanitarias informan de la campaña de vacunación.

¿Debo tomar precauciones concretas?

La vacunación está contraindicada en caso de cáncer, de enfermedades de la sangre y de déficit inmunitario. Algunas vacunas pueden provocar reacciones locales (dolor o enrojecimiento) o reacciones alérgicas (fiebre o picores). Si tiene alergia al huevo, informe a su médico, ya que algunas vacunas contienen proteínas de huevo. Por lo general, antes de cualquier vacuna, informe a su médico si tiene fiebre, una enfermedad en curso o alergias. Comuníquele también si está embarazada o es susceptible de estarlo.

Importante Las vacunas se administran fuera de cualquier episodio de fiebre o infeccioso, y de cualquier fase aguda de asma y/o alergia. La vacuna contra la gripe es eficaz, se tolera bien y no supone un peligro para las personas asmáticas.