• Esté pendiente de los síntomas de inflamación o infección (enrojecimiento, dolor, calor, fiebre).
  • Informe al médico o a la enfermera si el brazo o la pierna le duele o está inflamado.
  • Evite cortaduras, picaduras de mosquitos o quemaduras de sol en el brazo o la pierna. Trate de que no le pongan inyecciones ni le saquen sangre de esa zona.
  • Consuma una dieta balanceada, rica en proteínas y baja en sal.
  • Vaya periódicamente a las citas de seguimiento con el médico.
  • Use ropa que no le apriete el brazo o la pierna.
  • No use ese brazo o esa pierna para averiguar qué tan caliente o fría está alguna cosa, como el agua del baño o los alimentos. Es probable que no pueda sentir muy bien el calor o el frío en ese miembro