¿Tengo asma y rinitis alérgica. ¿Es una enfermedad?

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de los bronquios y la rinitis alérgica es una inflamación de la nariz.

La inflamación afecta a las vías aéreas respiratorias altas (nariz) y bajas (bronquios).

El asma y la rinitis alérgica pueden tener factores desencadenantes comunes:

  • pólenes, pelos de animales, ácaros o moho,
  • tabaco,
  • contaminantes (tóxicos profesionales),
  • infecciones víricas.
  • Algunos medicamentos (aspirina, antiinflamatorios no esteroideos).




¿Mi rinitis alérgica puede agravarme el asma?

Sí. En las personas asmáticas con rinitis alérgica asociada se observa una mayor frecuencia de crisis asmáticas y de visitas a urgencias, así como una recurrencia más alta a los “medicamentos para la crisis”, en comparación con los pacientes que sólo tienen asma.

Una rinitis alérgica no tratada puede, por tanto, agravar el asma.

La rinitis alérgica puede alterar considerablemente la calidad de vida de las personas asmáticas, repercutiendo en el sueño, en las actividades sociales, profesionales, escolares, etc.

¿Si se cura mi rinitis alérgica puede mejorar el asma?

Sí. Un buen tratamiento de la rinitis alérgica puede mejorar el asma asociado.

Se le tratará al mismo tiempo el asma y la rinitis alérgica.