• Ponga su foto favorita o de sus seres queridos en el refrigerador con una nota que diga “Recuerda tomar tu medicina para el asma”.
  • Guarde medicina en el buró junto a su cama.
  • Tome la medicina para el asma al terminar de cepillarse los dientes y guárdela junto al cepillo de dientes como recordatorio, o póngala cerca de la caja de cereal y tómela después del desayuno.
  • Ponga “notas” en lugares visibles que le recuerden tomar su medicina, como en el refrigerador, en el cajón donde guarda su taza, en el espejo del baño o en las puertas de la casa.
  • Establezca un acuerdo con un amigo que también debe tomar medicinas diariamente para que se llamen y se recuerden tomar la medicina.
  • Pida a uno de sus hijos o nietos que lo llamen cada día para recordarle tomar la medicina.
  • Si tiene una computadora personal, programe un recordatorio que lo alerte sobre la toma de su medicamento.
  • Si tiene reloj con alarma, programe la hora para señalarle que debe tomarse la medicina.